La abstinencia es la verdadera salud


  • 0

    La ABSTINENCIA cura el ALMA
    Los excesos nunca son buenos, el exceso de sexo crea adicción, el exceso de porno crea insensibilidad, el exceso de actividad física crea catabolismo muscular, el exceso oxígeno crea hiperoxia...y así un sin fín de cosas más.
    Ya lo decía de mi abuelo, en el término medio está la virtud, y la felicidad auténtica. Muchos se preguntan cual es su problema, y su problema es que fuerzan la maquinaria, no respetan los tempos, necesarios para el óptimo desarrollo de la introspección, el desarrollo espiritual. Aquellos que entienden esto, encuentran regazo en la misericordia de Dios, no tiene por qué ser el Dios cristiano, ni ninguno creado por otros, puede ser tu propio Dios, y con el tiempo tú puedes convertirte en tu propio Dios, a tu imagen y semejanza.
    Así que menos pajas, menos excesos, menos abuso de vuestro cuerpo y mente.





Has perdido la conexión. Reconectando a Éxodo.