"No había esta moda verde en mis tiempos"


  • 0

    En la fila del supermercado, el cajero le dice a una señora mayor que debería traer su propia bolsa, ya que las bolsas de plástico no son buenas para el medio ambiente.
    La señora pide disculpas y explica: “Es que no había esta moda verde en mis tiempos.”

    El empleado le contestó: “Ese es ahora nuestro problema. Su generación no puso suficiente cuidado en conservar el medio ambiente.”

    Tiene razón: nuestra generación no tenía esa moda verde en esos tiempos:

    En aquel entonces, las botellas de leche, las botellas de gaseosa y las de cerveza se devolvían a la tienda. La tienda las enviaba de nuevo a la fábrica para ser lavadas y esterilizadas antes de llenarlas de nuevo, de manera que se podían usar las mismas botellas una y otra vez. Así, realmente las reciclaban.

    Pero lleva razón, no teníamos esta moda verde en nuestros tiempos.

    Subíamos las escaleras, porque no había escaleras mecánicas en cada comercio ni oficina. Íbamos andando a las tiendas en lugar de ir en coches de 300 caballos de potencia cada vez que necesitábamos recorrer 200 metros.

    Pero tiene Vd. toda la razón. No teníamos la moda verde en nuestros días.

    Por entonces, lavábamos los pañales de los bebés porque no los había desechables. Secábamos la ropa en tendederos, no en secadoras que funcionan con 220 voltios. La energía solar y la eólica secaban verdaderamente nuestra ropa. Los chicos usaban la ropa de sus hermanos mayores, no siempre modelitos nuevos.

    Pero está en lo cierto: no teníamos una moda verde en nuestros días.

    Entonces teníamos una televisión, o radio, en casa, no un televisor en cada habitación. Y la TV tenía una pantallita del tamaño de un pañuelo, no una pantallota del tamaño de un estadio de fútbol. En la cocina, molíamos y batíamos a mano, porque no había máquinas eléctricas que lo hiciesen por nosotros. Cuando empaquetábamos algo frágil para enviarlo por correo, usábamos periódicos arrugados para protegerlo, no cartones preformados o bolitas de plástico. En esos tiempos no arrancábamos un motor y quemábamos gasolina sólo para cortar el césped; usábamos una podadora que funcionaba a músculo. Hacíamos ejercicio trabajando, así que no necesitábamos ir a un gimnasio para correr sobre cintas mecánicas que funcionan con electricidad.

    Pero claro que está Vd. en lo cierto: no había en esos tiempos una moda verde.

    Bebíamos del grifo cuando teníamos sed, en lugar de usar vasitos o botellas de plástico cada vez que teníamos que tomar agua. Recargábamos las estilográficas con tinta, en lugar de comprar una nueva y cambiábamos las cuchillas de afeitar en vez de tirar a la basura toda la maquina afeitadora sólo porque la hoja perdió su filo.

    Pero,eso sí, no teníamos una moda verde por entonces.

    En aquellos tiempos, la gente tomaba el tranvía o el autobús y los chicos iban en sus bicicletas a la escuela o andando, en lugar de usar a su mamá como taxista las 24 horas.

    Teníamos un enchufe en cada habitación, no un regleta de enchufes para alimentar una docena de artefactos. Y no necesitábamos un aparato electrónico para recibir señales desde satélites situados a miles de kilómetros de distancia en el espacio para encontrar la pizzería más próxima.

    Así que me parece lógico que la actual generación se queje continuamente de lo irresponsables que éramos los ahora viejos por no tener esta maravillosa moda verde en nuestros tiempos.

    Imgur


    Vía Facebook


  • 1

    En aquel entonces no usábamos preservativos: íbamos a pelo y si la madre naturaleza lo deseaba, la mujer se quedaba preñada y nos hacíamos cargo del niño; no como ahora que en cualquier hospital puedes abortar casi sin esperas las veces que quieras.

    Pero claro que está Vd. en lo cierto: no había en esos tiempos una moda verde.



  • 2

    En aquel entonces, las botellas de leche, las botellas de gaseosa y las de cerveza se devolvían a la tienda. La tienda las enviaba de nuevo a la fábrica para ser lavadas y esterilizadas antes de llenarlas de nuevo, de manera que se podían usar las mismas botellas una y otra vez. Así, realmente las reciclaban.

    Esto que dice es realmente interesante. Antiguamente era así, y no por cuidar el planeta sino que por ahorrar costes y por falta de material. Pero, ¿por qué se dejo de hacer?
    Porque muchas veces la botella no volvía. A veces era porque en casa venía bien tener una botella y se la quedaban, aunque como ya la habían pagado estaban en su derecho.
    Otras veces a la gente le importaba tres pimientos y la tiraba en cuanto la consumía, a las vías del tren, al rio...
    Si la botella tenía suerte en caso de no volver, era revendida a alguna empresa parecida a las que hoy día compran palets.

    Bebíamos del grifo cuando teníamos sed, en lugar de usar vasitos o botellas de plástico cada vez que teníamos que tomar agua.

    Esto también es interesante, pues si ya hoy día beber del grifo en algunos sitios es bastante peligroso, beber de las tuberías de plomo no quiero ni imaginarmelo. Y sabiendo que el agua de aquella época hoy día no sería potable y que toda la mierda se echaba al río ya, no te digo más.

    En aquellos tiempos, la gente tomaba el tranvía o el autobús y los chicos iban en sus bicicletas a la escuela o andando, en lugar de usar a su mamá como taxista las 24 horas.

    Bien, no menciona los trenes a vapor que desaparecieron a finales de los 70 de las vías, pero también los trenes eléctricos y tranvías tienen lo suyo. Para mover un tranvía hace falta electricidad. Gran parte de las veces la electricidad de los ferrocarriles y de algunas pequeñas y medianas fábricas procedía de una o varias centrales hidroeléctricas privadas que tenía la empresa, con las cuales aparte de alimentarse a sí misma alimentaba a los pueblos cercanos, pero cada vez las cosas crecían más y más los monstruos urbanísticos e industriales de la época necesitaban (y siguen necesitando) mucha más energía, energía que provenía de centrales térmicas en las que simplificandolo mucho se quemaba carbón (contaminando mucho por supuesto) para hacer bullir el agua de un caldero, del cual salía vapor y movía una turbina. También podría provenir de los famosos pantanos, que también afectan a los ecosistemas, pero bueno, mejor que cualquier central térmica.
    Los autobuses contaminaban mucho más que los de ahora, y mucho más aún que los tranvías y los trolebuses, y hacia los años 60 y 70 se generalizaron aún cuando comenzaba la crisis del petróleo.
    Gran parte de los niños sigue yendo andando o en bicicleta a la escuela, hay veces que no queda más remedio, pero otra cosa son los típicos pijos de ciudad que creen que por llevar a sus hijos en coche a la escuela son mejores padres y se ocupan más de sus hijos.
    Y también contaminaban en aquella época como contaminan hoy día los trasatlánticos, barcos...

    Para calentar la casa por supuesto la económica o la chimenea, en las ciudades quizás calefacciones comunitarias de gas ciudad (gas que en el proceso de creación también quema carbón y madera

    No necesitábamos un aparato electrónico para recibir señales desde satélites situados a miles de kilómetros de distancia en el espacio para encontrar la pizzería más próxima.

    Bueno, si querías leer un libro había que imprimirlo por cojones en papel, con su consecuente corte de árboles y contaminación en los ríos...
    Generaciones enteras han visto desfilar el río Oria vestido de llamativos colores por sus barrios. Como villa papelera que fue, sus aguas se teñían dependiendo del tono con el que estuvieran pintando los papeles un día u otro. Debía de ser vistoso verlo pasar verde pistacho o azul cielo, pero seguro que los tolosarras lo prefieren como ahora.

    La información viajaba más despacio y la cultura era más cara.

    Quizás es porque a España esa época le pilló en una época bastante pobre, pero los EE.UU. de los años 50 es un ejemplo de porqué las generaciones anteriores no han cuidado el planeta, por ignorancia y despreocupación, todo sea dicho, pero que ahora un listo escriba esto no es muy de recibo. Que aún nos queda mucho por mejorar, claro que sí, pero no os creáis que una persona de aquella época nos puede dar lecciones sobre cuidar el planeta.
    Y mira que a mí me gustan las centrales térmicas, las fábricas, las épocas pasadas...

    La verdad me hubiera gustado currarme un poco más el tocho con fotos y explicaciones más elaboradas pero es lo que me ha salido. Quizás lo vaya mejorando después según lea todo lo que he escrito.

    Edito: adjunto un documental muy interesante que demuestra que nuestros antepasados tampoco eran santos, y que debemos renunciar a su herencia sobre costumbres ambientales, entre muchas otras cosas.



  • 3

    @Doctor-Trivago muy bueno tu alegato :aplauso:

    Lo que cuenta la señora bien se puede trasladar a hace 25 años, no es necesario llevárselo a hace 50 o 60.



  • 4

    @JoseAsecas dijo en "No había esta moda verde en mis tiempos":

    @Doctor-Trivago muy bueno tu alegato :aplauso:

    Lo que cuenta la señora bien se puede trasladar a hace 25 años, no es necesario llevárselo a hace 50 o 60.

    Pues quizás sea aún peor, con el aumento del parque automovilístico y otros factores.



  • 5

    Da para cantarla de borrachera





Has perdido la conexión. Reconectando a Éxodo.