El rabo del perro de Alcibíades


  • 0

    Cuando un político está en apuros o el partido al que pertenece no atraviesa por un buen momento busca una salida. Siempre la misma: poner en marcha algún tipo de maniobra de distracción. Crear un relato que desvíe la atención del foco de sus preocupaciones.

    Este tipo de argucias tienen un antecedente en la famosa anécdota del rabo del perro de Alcibíades, el sobrino corrupto de Pericles. Aquél joven al que Plutarco describe como un político tan encantador como desaprensivo y que como primer gobernante se paseaba por Atenas con un perro de gran porte y hermosa cola del que los atenienses hablaban con admiración hasta qué un día, para sorpresa y disgusto de sus paisanos, decidió cortarle el rabo.

    Preguntado por la razón de tan absurda decisión contestó a sus íntimos que mientras le criticaban por lo del perro, no se ocupaban del mal gobierno de la ciudad.

    alt text
    Perro

    alt text

    Alcibíades



  • 1

    Creo que es en la peli Cortina de humo en la que inventan una guerra para que no se hable de otra cosa.

    Ya solo te queda darte cuenta de verdad de que aquellos a los que criticas son los mismos que aquellos a los que votas.



  • 2

    @src dijo en El rabo del perro de Alcibíades:

    Creo que es en la peli Cortina de humo en la que inventan una guerra para que no se hable de otra cosa.

    Ya solo te queda darte cuenta de verdad de que aquellos a los que criticas son los mismos que aquellos a los que votas.

    No lo creo, la verdad.



  • 3

    @dehm dijo en El rabo del perro de Alcibíades:

    @src dijo en El rabo del perro de Alcibíades:

    Creo que es en la peli Cortina de humo en la que inventan una guerra para que no se hable de otra cosa.

    Ya solo te queda darte cuenta de verdad de que aquellos a los que criticas son los mismos que aquellos a los que votas.

    No lo creo, la verdad.

    Quizá votes a algún partido al margen con las mejores intenciones, pero hasta que no cambie el paradigma no hay mucho por hacer.

    El primer partido terraplanista tiene mi voto. Y debería tener el tuyo también.



  • 4

    Así que el Alcibíades ése le comió el rabo a su perro. NO HOMO ZOO



  • 5

    @dehm dijo en El rabo del perro de Alcibíades:

    Cuando un político está en apuros o el partido al que pertenece no atraviesa por un buen momento busca una salida. Siempre la misma: poner en marcha algún tipo de maniobra de distracción. Crear un relato que desvíe la atención del foco de sus preocupaciones.

    Este tipo de argucias tienen un antecedente en la famosa anécdota del rabo del perro de Alcibíades, el sobrino corrupto de Pericles. Aquél joven al que Plutarco describe como un político tan encantador como desaprensivo y que como primer gobernante se paseaba por Atenas con un perro de gran porte y hermosa cola del que los atenienses hablaban con admiración hasta qué un día, para sorpresa y disgusto de sus paisanos, decidió cortarle el rabo.

    Preguntado por la razón de tan absurda decisión contestó a sus íntimos que mientras le criticaban por lo del perro, no se ocupaban del mal gobierno de la ciudad.

    alt text
    Perro

    alt text

    Alcibíades

    Tengo varias preguntas:

    a) Puntualiza la historia de cual de los dos rabos estaba admirada la gente?
    b) Así mismo, ¿cual de los dos rabos cortó?
    c) Atendiendo al rabo cortado, ¿acudieron los atenienses en masa a hurgar en las basuras del político?



  • 6

    @LISI dijo en El rabo del perro de Alcibíades:

    @dehm dijo en El rabo del perro de Alcibíades:

    Cuando un político está en apuros o el partido al que pertenece no atraviesa por un buen momento busca una salida. Siempre la misma: poner en marcha algún tipo de maniobra de distracción. Crear un relato que desvíe la atención del foco de sus preocupaciones.

    Este tipo de argucias tienen un antecedente en la famosa anécdota del rabo del perro de Alcibíades, el sobrino corrupto de Pericles. Aquél joven al que Plutarco describe como un político tan encantador como desaprensivo y que como primer gobernante se paseaba por Atenas con un perro de gran porte y hermosa cola del que los atenienses hablaban con admiración hasta qué un día, para sorpresa y disgusto de sus paisanos, decidió cortarle el rabo.

    Preguntado por la razón de tan absurda decisión contestó a sus íntimos que mientras le criticaban por lo del perro, no se ocupaban del mal gobierno de la ciudad.

    alt text
    Perro

    alt text

    Alcibíades

    Tengo varias preguntas:

    a) Puntualiza la historia de cual de los dos rabos estaba admirada la gente?

    De ambos, claro está

    b) Así mismo, ¿cual de los dos rabos cortó?

    El del perro, era malo pero no tonto

    c) Atendiendo al rabo cortado, ¿acudieron los atenienses en masa a hurgar en las basuras del político?

    :nono: Si fuera rabo de toro, todavía....

    alt text



  • 7

    El bueno de Alcibíades una noche se pilló una borrachera de campeonato y se dedicó a ir castrando todas las estatuas de Atenas que se encontraba a su paso, un grande





Has perdido la conexión. Reconectando a Éxodo.