he won the race the judges concluded


  • 0

    Fue realizado en Phoenix, Arizona, y para ello se necesitó de un condenado a muerte. Lo que se le ofreció fue someterse a un experimento en el que, en vez de ir a la silla eléctrica, se le harían cortes para que muera por desangramiento (una muerte indolora) y, si la sangre coagulase, sería liberado. De lo contrario, moriría, algo que de todos modos sucedería.

    Lo que se hizo, en realidad, fue acostar al hombre boca arriba y realizarle cortes superficiales en las manos y los pies (que no podía ver) los cuales apenas sangraron. A su vez, se abrió un frasco oculto de suero con una pequeña válvula, que goteaba sobre la misma vasija que su sangre. El prisionero creía que el suero que goteaba era su propia sangre, que hacía tiempo había coagulado.

    Los médicos, a medida que fue pasando el tiempo, cerraban un poco más la válvula del suero, de modo que el prisionero creyese que cada vez tenía menos sangre. Además, hablaban en voz cada vez más baja. Con el paso del tiempo, el reo fue tomando un color cada vez más blanco, y su presión disminuía constantemente.

    Cuando los científicos cerraron por completo la válvula, y se dejó de escuchar el goteo, el prisionero tuvo un paro cardíaco y murió, sin haber perdido una sola gota de sangre. Una impresionante muestra del poder que tiene nuestra mente.


    ¿Creéis que esta historia puede relacionarse de alguna manera con la situación que estamos viviendo?

    Gracias y saludos.



  • 1

    Curiosa historia



  • 2

    La mente es poderosa, es por lo que debemos mantenernos fuertes en esta situación de engaño contínuo en la que vivimos...



  • 3

    @padrejerome dijo en he won the race the judges concluded:

    La mente es poderosa, es por lo que debemos mantenernos fuertes en esta situación de engaño contínuo en la que vivimos...

    Error

    No se puede votar en esta sección

    esto es mas duro que el K2 loco





Has perdido la conexión. Reconectando a Éxodo.