El lince vuelve a Madrid


  • 0

    [h=2]Un ejemplar, soltado en los montes de Toledo, se adentra en los términos municipales de Aranjuez y Fuentidueña tras cruzar tres autopistas[/h]
    El lince ibérico, el felino más amenazado del planeta, ha vuelto a pisar territorio madrileño tras más de 40 años de ausencia en la región. Kentaro, uno de los ocho ejemplares liberados en los montes de Toledo el 26 de noviembre pasado, llegó a Aranjuez el 12 de febrero y estuvo entrando y saliendo de la región hasta el día 20. El último registro de los técnicos de WWF en la Comunidad de Madrid le sitúa en Fuentidueña del Tajo. Ayer se encontraba en Tarancón (Toledo). En su periplo, Kentaro también se ha acercado a las inmediaciones de la ciudad de Toledo, ha superado infraestructuras como la carretera de circunvalación de la ciudad, la N-401, la N-V y la R-4 y ha recorrido más de 100 kilómetros.

    "Ha cogido carretera y manta. Hemos tenido suerte en que son viales que están bien vallados y no le han atropellado. Ha debido seguir estas barreras hasta que ha encontrado puentes y ha cruzado por arriba", explica Ramón Pérez de Ayala, responsable del proyecto Life + Iberlince de WWF.

    El ejemplar nació en el centro de cría de cautividad de Portugal hace un año y se encuentra realizando un viaje de dispersión a la búsqueda de un territorio propio. "No todos salen tan aventureros. Es más normal que tiendan a quedarse cerca del territorio materno", explica Pérez de Ayala. Otro de los cuatro machos reintroducidos junto a cuatro hembras se ha dirigido hacia Portugal, pero ya está volviendo a los montes de Toledo.

    Kentaro porta en el cuello un emisor por satélite que permite localizarlo cada cuatro horas. Los últimos registros en la Comunidad de Madrid se produjeron en el Alto Alberche y el suroeste de la región, un territorio incluido dentro de la Red Natura 2000. WWF recuerda que se trata de un hábitat apropiado para albergar una población de linces. "Además, si ya ha llegado uno teniendo en cuenta el poco tiempo pasado desde la suelta, lo lógico es que haya más", añade Pérez de Ayala. La intención es conseguir una población en los montes de Toledo con al menos cinco hembras reproductoras, lo que implica una población de entre 30 y 40 individuos de aquí a 2017.

    [...]

    http://ccaa.elpais.com/ccaa/2015/03/04/madrid/1425503818_038450.html

    :aplauso:

    Enhorabuena madrileños, por la vuelta de este impresionante felino. Eso si, puto gobierno autonómico poniendo trabas.



  • 1



  • 2

    Una buena noticia.



  • 3

    Acabará muerto por furtivos.



  • 4

    Acabará furtivado por los muertos.



  • 5

    Pero si está solo no servirá para la reproducción



  • 6

    @ñññ said:

    Pero si está solo no servirá para la reproducción

    Más que nada es para que se hagan zonas protegidas por su presencia como dicta la ley. Aunque como buen felino, solo se juntan para procrear. Teniendo en cuenta que se ha ido moviendo por Toledo, Madrid y Cuenca, no es problema. Lo positivo de todo es que el territorio del lince va creciendo otra vez y se ha de proteger.

    Con estas previsiones, WWF pide al Gobierno regional que empiece a trabajar por la especie y reclama un Plan de Recuperación, "tal y como obliga la normativa autonómica y nacional".

    En 2006 un científico del CSIC aseguró haber hallado ADN de lince en unos excrementos encontrados en la zona de especial protección de aves (ZEPA) de los ríos Alberche y Cofio, en una zona próxima a la carretera de los pantanos. En ese momento, la Comunidad de Madrid dudó de la veracidad del hallazgo e, incluso, se llegó a especular con que las deposiciones fueran de gato. Finalmente, unos nuevos análisis indicaron que eran de lince, pero quedó la duda. Precisamente esas dudas permitieron al Gobierno regional desdoblar la carretera M-501: si no quedaba demostrada la presencia del felino, la carretera podía ampliarse.



  • 7

    A cazar se ha dicho





Has perdido la conexión. Reconectando a Éxodo.