¿Creeis que la certeza a morir... nos hace prisioneros?


  • 0

    :elboinas:



  • 1

    De qué ? Yo ultimamente le doy muchas vueltas al asunto y me dan ganas de llegar hasta los 50/58 y listo.



  • 2

    @tomapiruleta said:

    De qué ? Yo ultimamente le doy muchas vueltas al asunto y me dan ganas de llegar hasta los 50/58 y listo.

    hasta que llegues a los 45 y.....



  • 3

    @NotRealKitty said:

    :elboinas:

    Morirás tu, porque yo no.



  • 4

    Amm,nusexdxdxd



  • 5

    Somos prisioneros y captores al mismo tiempo.



  • 6

    ahm nuse a mi a los 30 se me lleva un ataque de corason xq los ciclos



  • 7

    si, si esque en el fondo no somos nadie :lloron:



  • 8

    @iagocor said:

    Morirás tu, porque yo no.

    Din y tal.



  • 9

    Yo no moriré, pasare a otro plano dimensional.



  • 10

    Nos vemos en la sala 8 del infierno (Dante )



  • 11

    Yo estoy en una edad, fijaos lo que os digo, en que mis tíos han muerto, mis padres han muerto y la generación de mis hermanos mayores, imagináos, es la siguiente en "desfilar", pero, si me pongo a pensar, diez años después, será la mía, la que le toque "el paseíllo". O sea, pensar que has consumido más de la mitad de tu vida, es simplemente acojonante.
    Por otro lado, doy gracias a Alá, a Dios, al infinito, al universo, de que a poco que la suerte me acompañe, me quedarán aún unas pocas decenas de años para disfrutar de la vida hasta el último sorbito.



  • 12

    Nos hace prisioneros el miedo siempre. Es lo que mas nos paraliza.



  • 13

    14 horas mirando imágenes de cadáveres y esto es lo que comienzas a ver.
    Los miras a los ojos, incluso en una foto, y puedes leerlos. ¿Sabes lo que ves? Le dan la bienvenida. No al principio, pero justo ahí, en el último instante. Es indudablemente un alivio. Porque todos ellos tenían miedo y ahora ven, por primera vez, lo fácil que era simplemente dejarse ir. Después ven, en ese último nanosegundo, ven lo que eran. Tú, tú mismo, todo este gran drama, nunca fue más que un burdo engaño de la arrogancia y la estúpida voluntad, y puedes simplemente liberarte de todo eso, finalmente darte cuenta que no tienes que aferrarte tan fuerte.
    Darte cuenta de que toda tu vida, todo lo que amas, lo que odias, tus memorias, todo tu dolor, era parte de una misma cosa. Era todo un mismo sueño, un sueño que albergaste dentro de una habitación cerrada, un sueño acerca de ser una persona. Y como en muchos sueños, en el final hay un monstruo.





Has perdido la conexión. Reconectando a Éxodo.